Loader
Ahimsa. La violencia hacia los demás - Bloom
15550
post-template-default,single,single-post,postid-15550,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.5.2,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-3,qode-theme-ver-23.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Ahimsa. La violencia hacia los demás

Ahimsa. La violencia hacia los demás

Tras varias semanas tratando de cultivar Ahimsa, no violencia en nuestras vidas, hoy hablaremos de algunas acciones de violencia hacia los demás disfrazadas de buenas intenciones. 

Cuando no conseguimos encontrar el amor hacia nosotros mismos, tendemos de enfocarnos en los demás. Escondemos nuestra sensación de fracaso y miedo bajo nuestra vehemente preocupación por los demás. Puede que nos sintamos orgullosos por nuestras arduas hazañas de autosacrificio por los demás. 

Cuando asumimos la responsabilidad de “ayudar” al otro, destruimos su sentido de autonomía. Debemos confiar en la capacidad de los demás para encontrar la respuesta que están buscando. Se trata de tener fe en lugar de lástima. Cuando tratamos de “salvar” a otra persona de sus dificultades, estamos impidiéndole aprender la lección que la situación le ofrece, una rica experiencia de aprendizaje. Lo único realmente valioso que podemos ofrecer a una persona cuando atraviesa dificultades es estar con ellos, donde están y como son. La gente necesita un lugar seguro para escucharse a sí misma, dale esa escucha activa. El apoyo trata al otro en igualdad de condiciones y es capaz de acompañarlo con más admiración y respeto que respuestas. 

La “preocupación” es otra forma de violencia que se disfraza de cariño. La preocupación dice “no confío en que salgas adelante”. Surge de una posición de arrogancia, de “sé mejor que tú cómo deberías vivir tu vida”. 

¿Qué sucedería en las vidas de los demás si pudiéramos elegir el amor en lugar de la preocupación y viviéramos con este tipo de confianza y creencia en nuestros seres queridos?

No Comments

Post A Comment