Loader
Satya. Sé auténtico en lugar de agradable - Bloom
15556
post-template-default,single,single-post,postid-15556,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.5.2,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-3,qode-theme-ver-23.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Satya. Sé auténtico en lugar de agradable

Satya. Sé auténtico en lugar de agradable

Satya: veracidad, autenticidad


Satya es el segundo Yama de la ética del Yoga, después de Ahimsa. Una joya peligrosa, pero buena. La verdad tiene el poder de enmendar las injusticias y poner fin al sufrimiento. La verdad exige integridad con la vida y con nosotros mismos, va más allá de contar una simple mentira. Ser auténticos en lugar de agradables, autoexpressión y no autoindulgencia, crecimiento en lugar de la necesidad de pertenecer y la fluidez en lugar de la rigidez. Solo así podemos saborear la libertad que nos ofrece vivir en la verdad. 

Esta primera publicación sobre Satya la dedico a la elección de ser auténticos en lugar de agradables. 

Alguien dice: « Siempre me muestro diferente con cada persona. Mi mayor temor es que toda la gente que conozco esté en la misma habitación al mismo tiempo y no saber quién ser »

Hay que tener cuidado con la gente que siempre es agradable. Ser agradable es una imagen impuesta de cómo creemos que deben ser las cosas. Empaquetamos nuestro Yo en una caja presentable, impuesta por una autoridad externa. Se guarda la verdad dentro, hasta que ya no se puede más. 

La autenticidad viene del núcleo de nuestra esencia única. Es audaz, esencial y espontánea, nos permite vivir desde una postura donde no hay nada que defender ni controlar. Una persona auténtica, aunque no siempre sea agradable, es digna de confianza. 

¿Qué te impulsa a falsearte? ¿A silenciarte? ¿Por qué dices “sí”, cuando quieres decir “no”?

Reflexionemos.

No Comments

Post A Comment