Loader
Satya. Autoexpresión y autoindulgencia - Bloom
15559
post-template-default,single,single-post,postid-15559,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.5.2,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-3,qode-theme-ver-23.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Satya. Autoexpresión y autoindulgencia

Satya. Autoexpresión y autoindulgencia

La semana pasada presenté Satya, el Yama dedicado a la autenticidad y a la veracidad. Dejé abierta una reflexión sobre ser auténtico en lugar de ser siempre agradable, una reflexión sobre nuestra capacidad para decir “no”. Hoy os traigo otra condición indispensable para cultivar Satya en nuestras vidas: la autoexpresión y la autoindulgencia. 

Muchas veces recibimos mensajes propios o de otros en forma de “deberías…” o “no deberías…”. Estos mensajes se instalan en nosotros de forma impuesta y limitan nuestra capacidad de autoexpresión y nos desvían hacia la autoindulgencia. Aceptamos lo establecido. El resultado es siempre un manejo deficiente de nuestra energía. Nos refugiamos en cosas como el trabajo, la comida… en lugar de hacer lo que de verdad queremos hacer.

Cuando nos silenciamos y falseamos a nosotros mismos, empezamos a perder la alegría de vivir y buscamos la satisfacción en otras cosas esperando que nos llenen. 

Vivir esa vida que clama ser vivida desde lo más hondo de nuestro ser libera nuestra energía y vitalidad. Nos permite fluir y a quienes nos rodean les beneficia la alegría de vivir que sentimos. 

Empaquetarnos y protegernos a nosotros mismos o elegir la seguridad de pertenecer por encima de la necesidad interior de crecer, son maneras de apagar nuestro brillo. 

B R I L L A

No Comments

Post A Comment