Loader
Brahmacharya. Dominar nuestra tendencia al exceso - Bloom
16007
post-template-default,single,single-post,postid-16007,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.5.2,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-3,qode-theme-ver-23.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Brahmacharya. Dominar nuestra tendencia al exceso

Brahmacharya. Dominar nuestra tendencia al exceso

Hace justo una semana introdujimos el Yama Brahmacharya que nos invita a disfrutar de cada momento como si fuera único y evitando caer en los excesos.

Tenemos tendencia a excedernos en muchos ámbitos de nuestras vidas: comida, trabajo, entretenimiento, posesiones materiales… Parece que estamos lejos de entender el concepto “suficiente”. Pero, ¿por qué sobrepasamos el punto de satisfacción y nos excedemos? Según el pensamiento del yoga, esto sucede porque nuestra mente conecta nuestras necesidades con determinados estados emocionales. Se crean vínculos emocionales asociados a nuestras necesidades. 

A mí me acostumbra a pasar cuando me siento triste. Cuando me inunda este sentimiento, la mente tiende a engañarme haciéndome pensar que necesito comer algo dulce. La mayoría de veces caería en la trampa, encontrándome después peor a causa del exceso de azúcar. Y aún así, seguiría con el mismo sentimiento inicial. 

Quizá solo necesitamos ser capaces de separar la historia que nuestra mente nos está contando de las necesidades de nuestro cuerpo. Ahora entiendo que no necesitaba dulce, necesitaba dejar fluir la tristeza y simplemente llorar. Quizá no necesitaba encerrarme en el trabajo, sino que necesitaba conversar y solucionar algún asunto familiar. O quizá no necesitábamos tantas horas en exceso de gimnasio, y simplemente necesitábamos mirarnos al espejo y asombrarnos de lo maravillosas que somos. 

No se trata de privarnos de todo aquello que disfrutamos. Todo lo contrario. Se trata de sentir el placer y el gozo en su totalidad. Convirtiendo esos momentos en momentos especiales y únicos. Para ello es necesario ser valientes y enfrentarnos a la tristeza, al dolor y a las decepciones sin necesidad de suavizarlos con excesos. De eso se trata vivir, de sentir. 

No Comments

Post A Comment